09 julio, 2014

INCUNABLES

Definición. La palabra “Incunable” viene del latín incunabula, cuna. Así se llaman las obras más antiguas, cuya impresión es anterior al año 1500, y que corresponden a la infancia de la imprenta.

Uso del término. La palabra “incunable” la uso por primera vez Mallinckrodt, en una publicación titulada “De ortu et progresso artis typographicae” (Colonia, 1639), publicada en ocasión del segundo centenario de la invención de Gutemberg. El jesuita Philippe Labbé, en su “Nova bibliotheca librorum manuscriptorum” (1653), utilizo esta palabra con el mismo significado que Mallinckrodt para referirse a la infancia de la imprenta y a los libros publicados durante ese tiempo.

Primer interés en los incunables. Las contiendas religiosas del siglo XVI y el interés por la investigación y experimentación crearon nuevos campos de lectura, al mismo tiempo que declinaba el interés por los temas tratados en los incunables. Se los considero meras curiosidades, objetos muy pesados y de poco valor hasta 1640, en que se celebro el segundo centenario de la impresión con tipos móviles. A partir de este acontecimiento, los libros del siglo XV comenzaron a coleccionarse por su valor intrínseco y a ser apreciados como ejemplos de los albores de la tipografía y como curiosidad histórica.

Advertencia. Existe la creencia generalizada de que los periodos de la historia pueden definirse arbitraria y definitivamente. Por ejemplo, se ha perpetuado la idea de que el periodo de los incunables terminó abruptamente a partir de 1500. Steinberg, en su estudio sobre los 500 años de existencia de la imprenta, advierte que tan rígida definición del periodo de los incunables se compadece muy poco con la realidad. Afirma el mencionado autor que debe considerarse que el periodo de estos impresos abarca un siglo completo, es decir, se extiende desde 1450 hasta 1550.
Entre las diferentes razones aducidas por Steinberg para proponer que el periodo de los incunables sea definido de nuevo, extendiéndolo hasta aproximadamente 1550, figuran:
a)      las distintas funciones del fundidor de letras de imprenta, el impresor, el editor, y el librero no se habían diferenciado aun en 1500;
b)      todavía en ese año, el impresor ambulante iba de un lugar a otro practicando un oficio sencillo y rudimentario; esta practica siguió en el siglo XVI
c)      La primera mitad del siglo XVI fue todavía un periodo de experimentación en la tipografía; a partir de la segunda se vieron los frutos de la imaginación de los pioneros de la imprenta;
d)      Alemania e Italia retuvieron hasta mucho después de 1500 su monopolio como centros editoriales.
Aun cuando hemos citado las razones en que se fundamenta Steinberg para una redefinición del periodo de los Incunables, conviene advertir al lector que lo tradicional sigue siendo establecer de 1450 a 1500 la duración de este periodo y que el uso del término se limita a Europa.


Litton, Gaston
Del libro y su historia.

09 diciembre, 2013

Impresores notables X


Morris: Hacia fines del siglo XIX, un impresor inglés, William Morris (1834-1896), intentó dar un nuevo impulso a la tipografía, con una pequeña prensa llamada “Kelmscott”, siguiendo las tradiciones de los artesanos de antaño. Además de imprimir una pequeña colección de obras maestras de la literatura mundial, Morris diseñó y grabó varios tipos de letras para dichas obras.